© 2024 Michigan State University Board of Trustees
Public Media from Michigan State University
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations
TECHNOTE: 90.5 FM and AM870 reception

Ha 10 años del DACA: siguen los problemas y los beneficios son insuficientes

En la imagen se puede observar las palabras "Dreamer" bordadas en una chaqueta de color verde marino -- las palabras estan en color blanco.  En el lado inferior de la imagen esta el logo de Que Onda Michigan sobre un fondo blanco. En la parte derecha las siguientes palabras estan escritas: "Ha 10 años del DACA: siguen los problemas y los beneficios son insuficientes "  y "Episodio 53".
Pablo Castro
/
WKAR-MSU

Este verano se cumplieron los diez años desde que el programa conocido como el DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia o Deferred Action for Childhood Arrivals) fuera aprobado por el presidente Barack Obama mediante una acción ejecutiva. En ese entonces el programa era considerado una solución temporal para los cientos de miles de inmigrantes indocumentados que vinieron a los Estados Unidos cuando eran menores de edad.

Cuando se creó el DACA se habló de que este serviría como una solución temporal y de que se estaba trabajando para crear un proyecto más permanente. Sin embargo, han pasado ya 10 años desde que se aprobó este programa y no se han visto avances ni soluciones. Por lo mismo, la necesidad de renovar el estatus es extremadamente importante.

Esta semana les traemos un episodio contandoles la historia de una de los cientos de miles de personas que han recibido este permiso en los Estados Unidos.


Transcripción del Episodio

Pablo Castro: Este verano se cumplieron los diez años desde que el programa conocido como el DACA fuera aprobado por el presidente Barack Obama mediante una acción ejecutiva. En ese entonces el programa era considerado una solución temporal para los cientos de miles de inmigrantes indocumentados que vinieron a los Estados Unidos cuando eran menores de edad.

Noemi Gonzales: Bueno esta vez no volvió a ganar Donald Trump. Eso es como un alivio, pero no. Cada vez que escuchas las proposiciones de los candidatos no les crees mucho porque han sido diez años. Son como promesas vacías a este punto.

Michelle Jokisch Polo: Bienvenidos a ¿Qué Onda Michigan?, un podcast de WKAR. Soy Michelle Jokisch Polo.

Castro: Y yo, Pablo Castro, brindándote todas las noticias de la semana, entrevistas y reportajes relevantes para la comunidad Latina de Michigan.

Jokisch Polo: Es Viernes 8 de julio del 2022.

Acaban de escuchar a Noemi Gonzales. Cuando tenía tan solo un año, Noemi cruzó la frontera desde México con su mamá y papá. Su mamá la llevaba en sus brazos cuando llegaron a los Estados Unidos.

Noemí recién se enteró de que era indocumentada cuando comenzó la secundaria.

Noemi Gonzalez: Sabía que no había nacido aquí, pero no sabía lo que significaba ser indocumentada hasta que llegué a middle school. En séptimo grado, bueno del siete o octavo grado. Hasta que se empezó a hablar un poquito más del Dream act, antes que se convirtiera en DACA, y ahí fue más o menos cuando supe mejor lo que es ser indocumentada.

Castro: Mientras Noemí estaba en su primer año de escuela secundaria, el programa de DACA se hizo realidad.

En el 2012 el presidente Barack Obama aprobó, por medio de una orden ejecutiva, el permiso para el DACA. El DACA es un programa que le provee un permiso de trabajo a aquellas personas indocumentadas que llegaron a los Estados Unidos sin estatus legal cuando eran menores de edad.

Jokisch Polo: Para que una persona califique para el DACA, debe cumplir con un criterio específico: la persona debe haber sido menor de 31 años el 15 de junio de 2012; haber llegado a los Estados Unidos con menos de 16 años; y no tener ningún antecedente criminal.

Cuando Noemi cumplió los 17 años, y aún con muchas dudas sobre el programa, decidió postular al DACA para alcanzar las metas que se había propuesto a sí misma.

Gonzalez: Yo sentía como que era una oportunidad para llegar un poquito más cerca a las metas que tenía para lo que quería que mi vida se viera. Pero no tenían, antes de que pasara DACA, estaba más informada sobre el Dream Act, y estaba como emocionada en aplicar, pero igual no estaba muy convencida porque nomás era dos años de empleo que podría agarrar por DACA. Pero no tenía otra cosa que ofrecieran aparte de nomás puede trabajar.

Castro: Gracias al programa Noemi logró conseguir su permiso de trabajo que la valida para tener un empleo.

Gonzalez: La primera vez que apliqué por DACA fue un case que nunca, nunca he vivido antes. Tienes que primero tener todos tus documentos médicos de la escuela como comprobante de que has estado en los Estados Unidos desde el día que llegaste hasta el día que aplicaste por DACA. Tuve que ir al doctor, a todas las escuelas que he ido para recolección la prueba papel, con fechas que digan que estuve desde que llegué hasta el día que apliqué. Tienes que como probar que quieres mejorar. Te tienes que poner estar en high school o en proceso de agarra tu GED para que te aprueben. No puedes tener ningún record criminal, tienes que agarrar abogado cada año que renuevas son más o menos 900 dólares que tienes que pagar por tu aplicación y tienes que como siempre, estás como a prueba. No puedes tener ningún problema con la ley, no puedes a salir del país, no estás aquí para trabajar, pero nada más. Eso es lo que te dan. No puedes ir a ver a tu familia en México en otra lugar que estás con DACA, porque saliendo del país estás como rechazando, tu DACA y es difícil volver a entrar.

Jokisch Polo: Aunque ella tiene DACA, no califica para aplicar a préstamos y ayuda gubernamental que financie una educación universitaria.

Gonzalez: Quisiera ver más ayuda. Que en las escuelas, en high school, en la universidad, se aprenda un poquito más de lo que significa ser DACA. Puedes ir a la universidad, pero no puedes agarrar préstamos. No puedes calificar por FAFSA. Todo lo que tú quieras estudiar tiene que ser a base de dinero de tu bolsillo y de becas que te den. Pero no, no te dan más de esto. Y es como, es un poquito difícil llegar a ser licenciada, doctora, cuando tienes que pagar todo de tu bolsillo y siempre se siente como que tienes que ser a Wonder Kid. Tienes que tener tus grados desde High School hasta que te gradúas. Los mejores que puedas. Lo mejor que puedan ser. Tienes que tener extracurriculares hasta que puedas para que las universidades quieran que vayas a su escuelas, pero no dan beneficios. Sería bueno empezar con eso, especialmente con los niños DACA en High School, que quieren ir a su universidad, pero no cuentan con FASFA. Quisiera ver más eso. Que las escuelas trabajen un poquito más con los estudiantes que tienen DACA.

Jokisch Polo: Actualmente Noemi ha vuelto a aplicar, dos veces separadas, para renovar su DACA. Y dice que ella ha estado esperando por una solución más permanente. Una solución que le garantiza ciertos derechos.

Gonzalez: El poder votar sería algo que sería un gran beneficio para muchos de los de la gente que tiene DACA. Especialmente con la última elección fue algo que te sentías como: cómo voy a poder ayudar si ni siquiera lo puedo hacer. La opción de votar es algo que mucha gente ciudadana toma como algo que no es muy importante.

Castro: Durante su presidencia, Donald Trump emitió una orden que prohibía nuevas aplicaciones al DACA. Por esta razón, Noemi tuvo el temor de volver aplicar y que se le negara este permiso.

Gonzalez: Escuchabas que iban a tratar de reformar la ley, que iba a ser a lo mejor, como el primer paso para luego ser ciudadano. Y después volví aplicar, la segunda vez, después de que Trump dijo que ya no iban a pasar más aplicaciones. Y mi renovación de DACA venció en marzo, dos semanas antes de que fuera el último día. Pasando de ese día ya no iban a aceptar otra renovación. La segunda vez me puse más nerviosa porque no sabía si lo iban a aprobar, si no iba a llegar a tiempo, porque Donald Trump puso una pausa a las nuevas aplicaciones. Y la tercera vez que apliqué fue un poquito más decepcionante. Porque fue la tercera vez. La primera vez estaba con las esperanzas de algo mejor que para la tercera, para la fecha cuando apliqué, pensé que la tercera vez iba a haber un poquito más de solución, pero como que ya no.

Gonzalez: No se cree mucho. Cada vez que dicen que van a reformar la ley para ofrecer ciudadanía. Se siente más como que te están aprobando para trabajar. Pero no te dan ningún beneficio aparte de poder trabajar, que es una gana para poder trabajar. Pero no, no hay más que te ofrecen.

Jokisch Polo: Cuando se creó el DACA se habló de que este serviría como una solución temporal y de que se estaba trabajando para crear un proyecto más permanente. Sin embargo, han pasado ya 10 años desde que se aprobó este programa y no se han visto avances ni soluciones. Por lo mismo, la necesidad de renovar el estatus es extremadamente importante.

Gonzalez: Siempre he sentido que los Estados Unidos es mi hogar, pero nunca ha sido un hogar muy acogedor. Como que cada vez que pasa una nueva ley o que vuelven a meter otra ley para poder ser un pase a la ciudadanía, como que no hay un enlace emocional con los Estados Unidos. Vivo aquí, pero no he sentido como que es mi hogar. No ha sido muy bueno con los niños que llegaron aquí. No es muy welcoming. No es algo que te reciban y te den todo lo que una persona que tiene ciudadanía tiene. Nunca se ha sentido como un hogar para mí. Pero igual no sé nada de lo que está en México. Nunca he tenido un hogar que pueda decir: ahí me sentiría a gusto, porque no soy ni de aquí, pero tampoco soy de allá. Y es como una existencia media.

Jokisch Polo: El estatus del DACA y el empleo vencen dos años después de que el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos, o USCIS, apruebe las solicitudes de renovación. Lo que significa que una persona que renueve su estatus de DACA puede tener menos de dos años si presenta la solicitud más de 120 días antes de que expire su estado actual.

Gonzalez: La sugerencia es que apliques para la renovación, por lo menos antes de que se te acabe tu permiso de DACA. Pero cuando te renuevan el DACA, si te la aprueban dos meses antes que se venza el otro, empieza a contar tu tiempo desde cuando te mandan tu credencial y no siempre los dos años completos. Al crear esta renovación sólo es un año y siete meses que tengo en total. Pero en cada renovación nunca han sido completos los dos años. Por eso, porque tienes que aplicar temprano para que te de tiempo de ser aprobada y que te de tu tarjeta antes que se te venza la otra.

Castro: Como el permiso del DACA dura tan solo dos años, Noemí tiene que volver a empezar el proceso para renovar su permiso cada 13 a 14 meses. Y esta renovación no solo toma tiempo, sino que también cuesta dinero. Dinero para los abogados, y para el centro de inmigracion de los Estados Unidos.

Gonzalez: Aproximadamente 900, 800 dólares es lo que yo pago a cada renovación. La aplicación son 700 más o menos 700 dólares que tienes que dar a las oficinas de USCIS. Y el abogado, por la primera renovación, es un poquito más caro y te cobran… Mi abogado cobra 50 dólares la hora.

Jokisch Polo: Cuando le preguntamos a Noemí qué ve para sí misma en el futuro, ella afirmó que el futuro no estaba tan claro. Con un tiempo tan limitado y altos niveles de incertidumbre, no ha podido planificar su futuro más allá de los dos años.

Gonzalez: Nunca he tenido muy claro lo que sería como el paso siguiente en mi vida, porque todo está, tiene un término de dos años. Puede ser que para la renovación que viene no me aprueben el DACA. Puede ser que algo cambie de repente otra vez. Así que nunca he tenido un plan avanzado en mi vida porque todo está sujetado a la ley. Así, un día van a quitar DACA por completo. Y nunca he tenido un plan a futuro que sea más largo de dos años.

Castro: Como todas las persona que ha tenido el estatus de DACA por más de 6 años, Noemí espera y desea ver mejores cambios que beneficien, no solo a ella, sino que también a más del medio millón de personas que se encuentran en su misma posición en los Estados Unidos.

Castro: Queremos agradecer a Noemi Gonzalez.

Jokisch Polo: Este episodio lo produje yo, Michelle Jokisch Polo. Yesenia Zamora Cardoso es la asistente de producción. Lo editaron Pablo Castro y Karel Vega. Somos ¿Qué Onda Michigan? Podcast en Spotify, Apple Podcasts, Google Store, Stitcher.

Jokisch Polo : ¿Qué Onda Michigan? Es una producción de WKAR. Asegurate de seguirnos en Facebook buscando Que Onda Michigan.

Castro: También puedes escucharnos en la radio todos los sábados a las 9:45am y los domingos a las 8am sintonizando la estación 102.3FM o la 870 AM. Soy Pablo Castro.

Jokisch Polo: Y yo Michelle Jokisch Polo. Hasta la próxima.

Stay Connected
As WKAR's Bilingual Latinx Stories Reporter, Michelle reports in both English and Spanish on stories affecting Michigan's Latinx community.