© 2024 Michigan State University Board of Trustees
Public Media from Michigan State University
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations
Reportajes locales y estatales en español de WKAR.

La Legislatura de MI se acerca a la derogación del Derecho al Trabajo

\
Maxim Jenkins
/
WKAR-MSU

Esta nota ha sido traducida por Clay Oppenhuizen.

This article has been translated by Clay Oppenhuizen. Read the English version here.

El Senado de Michigan votó para derogar la ley de Derecho al Trabajo del estado el martes por la noche.

La política de 2012 prohíbe que los trabajadores paguen cuotas sindicales como condición de empleo.

Durante una reunión del Comité Laboral del Senado ese mismo día, varios líderes sindicales y defensores denunciaron la ley como antiobrera.

Kathy Stevens es miembro del Sindicato Internacional de Trabajadores Comerciales y de Alimentos Unidos. Ella dijo que trabajar bajo la ley actual ha dividido al personal dentro de su tienda de comestibles.

“Cuando estábamos todos juntos como un grupo fuerte, nuestros empleadores tenían que escucharnos y teníamos más respeto en el trabajo y en la mesa de negociaciones”, dijo Stevens a los legisladores.

Los críticos criticaron la legislación de derogación por hacer que Michigan fuera menos atractivo para la inversión empresarial. Argumentaron que equivaldría a obligar a los trabajadores a unirse a un sindicato incluso si no quieren.

David Worthams es director de política de empleo de la Asociación de Fabricantes de Michigan.

“Tenemos que competir. Tenemos que atraer talento, y asegurarnos de que las personas tengan la libertad de elegir si se afilian o no a un sindicato, no hacerlo en base a algo que es parte de la — una condición de empleo nos mantendrá muy, muy competitivo en el futuro”, dijo Worthams.

Una derogación del Derecho al Trabajo estaba entre las seis prioridades originales que los demócratas describieron a principios de este año después de asumir el control de la Legislatura estatal.

Votando a lo largo de líneas partidarias el martes, el Senado aprobó un paquete de dos proyectos de ley para lograr ese objetivo.

“Hoy estamos tomando medidas para empoderar a los trabajadores mediante la restauración de los derechos en los que siempre confiaron, incluido el derecho a hablar con una sola voz, para obtener mejores salarios, beneficios y condiciones de trabajo más seguras”, dijo la líder de la mayoría en el Senado, Winnie Brinks (D-Grand Rapids). antes de la votación.

Un proyecto de ley se ocupa de los sindicatos privados, mientras que otro se ocupa de los públicos.

El proyecto de ley 4004 de la Cámara, relativo a los sindicatos públicos, fue aprobado por la Cámara la semana pasada y ahora está listo para el escritorio del gobernador, aunque una decisión de la Corte Suprema de EE. UU. de 2017 hace que el proyecto de ley sea discutible incluso si obtiene su firma. Esto se debe a que el tribunal superior falló en contra de obligar a los empleados públicos a pagar algunas cuotas sindicales como parte de su empleo.

Su legislación asociada, el Proyecto de Ley del Senado 6, aún debe pasar por la Cámara de Representantes antes de que pueda dirigirse al gobernador.

Indiana es el único estado que derogó la legislación sobre el derecho al trabajo en los últimos 60 años. Los votantes en otro estado, Missouri, bloquearon la entrada en vigencia de una ley de derecho al trabajo después de que fue aprobada por la legislatura estatal y recibió la firma del gobernador en 2018.

Después de la votación del Senado de Michigan, el líder de la minoría Aric Nesbitt (R-Porter Twp) acusó a los demócratas de no tomarse en serio la atracción de inversiones económicas.

“Se trata de competir y ganar en el siglo XXI. Es por eso que más estados se convertirán en estados con Derecho al Trabajo y seguirán siéndolo. Hay una razón por la cual este es el primer estado en 60 años que está trabajando para derogar el derecho al trabajo”, dijo Nesbitt.

Aparte del Derecho al Trabajo, el Senado de Michigan votó el martes sobre otro proyecto de ley laboral que era de alta prioridad para los demócratas legislativos. Ese requeriría contratos de construcción estatales para pagar salarios a nivel sindical.

Más temprano en el día, el Comité Laboral escuchó testimonios sobre las versiones de la legislación tanto de la Cámara como del Senado. Pero solo la versión del Senado salió de esa cámara el martes.

Los partidarios argumentaron que pagar los salarios prevalecientes ayuda a garantizar que los trabajadores hagan un trabajo de calidad con los proyectos.

La senadora Veronica Klinefelt (D-Eastpointe) dijo que se trata de pagar a los trabajadores lo que valen.

“En mi opinión, es inaceptable para nosotros como estado usar el dinero de los contribuyentes de una manera que socave los salarios de los trabajadores”, dijo Klinefelt.

La gobernadora Gretchen Whitmer ha señalado que planea firmar los proyectos de ley laborales cuando lleguen a su escritorio.

Eso es a pesar de las tres leyes, incluidas las medidas de gasto que las harían inmunes a la derogación a través de un referéndum de votantes, una táctica legislativa que Whitmer había criticado anteriormente, e incluso emitió una directiva ejecutiva en su contra durante su primer mandato.

Los demócratas legislativos dijeron que fue idea de ellos poner el gasto en los proyectos de ley, no de la gobernadora.

Defendieron la medida y señalaron que simplemente están haciendo lo mismo que hicieron los republicanoscuando aprobaron originalmente el Derecho al trabajo.

Journalism at this station is made possible by donors who value local reporting. Donate today to keep stories like this one coming. It is thanks to your generosity that we can keep this content free and accessible for everyone. Thanks!