© 2024 Michigan State University Board of Trustees
Public Media from Michigan State University
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations
Reportajes locales y estatales en español de WKAR.

El departamento de salud de Mid-Michigan lidia con el final de la emergencia federal de COVID-19

Photo of a COVID-19 molecule
courtesy
/
CANVA

Esta nota ha sido traducida por Clay Oppenhuizen. This article has been translated by Clay Oppenhuizen. Read the English version here.

La declaración federal de emergencia de salud pública de COVID-19 de tres años ya ha terminado.

Si bien eso significa que algunas precauciones de la era de la pandemia se están eliminando gradualmente, los departamentos de salud locales están trabajando para asegurarse de que los residentes aún puedan encontrar atención y tratamiento de diagnóstico.

La designación de emergencia ordenó a las agencias gubernamentales y aseguradoras de salud que cubrieran el costo de los recursos durante la pandemia. Eso incluyó pruebas de COVID, vacunas y medicamentos terapéuticos como Paxlovid para tratar el virus.

Con la declaración finalizada, algunas compras, como las pruebas en el hogar, ya no estarán cubiertas por el seguro.

Pero los funcionarios de Michigan dicen que las vacunas y los tratamientos seguirán siendo gratuitos mientras el estado retenga una reserva federal de recursos.

El oficial de salud médica del condado de Ingham, Nike Shoyinka, dice que la declaración de emergencia fue en gran medida un estado burocrático utilizado para agilizar el proceso de compartir recursos financieros y médicos con la comunidad.

Agrega que la vacunación generalizada y las infecciones previas han reducido la urgencia de estos recursos y han permitido terminar con esa emergencia.

Aún así, Shoyinka dice que eso no significa que la gente no deba asumir que la pandemia ha terminado.

“El virus todavía está aquí con nosotros”, dijo Shoyinka. “La única diferencia aquí es que ahora no estamos en el mismo lugar que estábamos a nivel nacional o mundial cuando comenzó la pandemia”.

Muchas políticas que guiaron a los residentes durante los períodos más intensos de la pandemia permanecerán vigentes más allá de la emergencia. Los hospitales y los departamentos de salud del condado continuarán monitoreando e informando al público los números de casos de COVID-19, aunque con menos hospitalizaciones, los datos que los funcionarios estatales publicarán serán más limitados.

Emily Smale es especialista en comunicación en el Departamento de Salud del Distrito de Barry-Eaton. Ella dice que algunos miembros de la comunidad ven el final de la emergencia como una señal positiva, mientras que a otros les preocupa que puedan tener que comenzar a pagar para acceder a las pruebas y vacunas.

“El estado y nuestro departamento de salud están haciendo todo lo que está a nuestro alcance para garantizar que esos servicios sigan disponibles, ya sea gratis o sin costo”, dijo Smale.

Smale dice que los residentes deben seguir siendo cautelosos si experimentan síntomas o han estado cerca de alguien diagnosticado con COVID-19. Ella agrega que todavía se ofrecen pruebas gratuitas en las dos oficinas del departamento.

Arjun Thakkar is WKAR's politics and civics reporter.
Journalism at this station is made possible by donors who value local reporting. Donate today to keep stories like this one coming. It is thanks to your generosity that we can keep this content free and accessible for everyone. Thanks!