© 2024 Michigan State University Board of Trustees
Public Media from Michigan State University
Play Live Radio
Next Up:
0:00
0:00
0:00 0:00
Available On Air Stations
TECHNOTE: 90.5 FM and AM870 reception

El jurado declara culpable de homicidio involuntario a Jennifer Crumbley

Jennifer Crumbley se encuentra mientras el jurado está sentado en la sala del tribunal del condado de Oakland antes de que se leyeran los veredictos de culpabilidad por cuatro cargos de homicidio involuntario en la sala del tribunal de Cheryl Matthews del condado de Oakland el martes 6 de febrero de 2024 en Pontiac, Michigan. Los fiscales dicen que Crumbley fue gravemente negligente cuando no le dijo a Oxford High School que la familia tenía armas, incluida una pistola de 9 mm que su hijo, Ethan Crumbley, usó en un campo de tiro el fin de semana anterior al ataque del 30 noviembre de 2021. (Mandi Wright/Detroit Free Press vía AP)
Mandi Wright/AP
/
Pool Detroit Free Press
Jennifer Crumbley se encuentra mientras el jurado está sentado en la sala del tribunal del condado de Oakland antes de que se leyeran los veredictos de culpabilidad por cuatro cargos de homicidio involuntario en la sala del tribunal de Cheryl Matthews del condado de Oakland el martes 6 de febrero de 2024 en Pontiac, Michigan. Los fiscales dicen que Crumbley fue gravemente negligente cuando no le dijo a Oxford High School que la familia tenía armas, incluida una pistola de 9 mm que su hijo, Ethan Crumbley, usó en un campo de tiro el fin de semana anterior al ataque del 30 noviembre de 2021. (Mandi Wright/Detroit Free Press vía AP)

Esta nota ha sido traducida por Clay Oppenhuizen. This article has been translated by Clay Oppenhuizen. Read the English version here.

PONTIAC, Mich. (AP) — Un jurado de Michigan condenó el martes a la madre de un tirador escolar por homicidio involuntario por los asesinatos de cuatro estudiantes en 2021, convirtiéndola en la primera madre en Estados Unidos responsable de que un niño perpetrara un ataque escolar masivo.

Los fiscales dicen que Jennifer Crumbley tenía el deber, según la ley estatal, de evitar que su hijo, que tenía 15 años en ese momento, dañara a otros. Fue acusada de no conseguir un arma y municiones en su casa y de no obtener ayuda para apoyar la salud mental de Ethan Crumbley.

Los cuatro veredictos de culpabilidad (uno por cada estudiante asesinado en Oxford High School) se emitieron después de aproximadamente 11 horas de deliberaciones.

Jennifer Crumbley, de 45 años, miró hacia abajo y sacudió levemente la cabeza mientras se encuestaba a cada miembro del jurado después de leer los veredictos.

Al salir de la sala del tribunal, la fiscal Karen McDonald abrazó a los familiares de las víctimas Justin Shilling y Madisyn Baldwin.

"Gracias", le susurró un hombre.

Jennifer y James Crumbley fueron los primeros padres en Estados Unidos acusados de un tiroteo masivo en una escuela cometido por su hijo. James Crumbley se enfrenta a juicio en marzo.

"Se han escuchado los gritos y siento que este veredicto resonará en todos los hogares del país", dijo el padre de Justin, Craig Shilling, fuera de la sala del tribunal.

"Siento que es necesario y estoy contento con el veredicto. Sigue siendo una situación triste. Tiene que parar. Es una rendición de cuentas, y esto es lo que hemos estado pidiendo durante mucho tiempo", dijo Shilling.

Una orden de silencio del juez impidió a McDonald y a la abogada defensora Shannon Smith hablar con los periodistas.

En la mañana del 30 de noviembre de 2021, el personal de la escuela estaba preocupado por un dibujo violento de una pistola, una bala y un hombre herido, acompañado de frases desesperadas, en la tarea de matemáticas de Ethan Crumbley. Sus padres fueron llamados a la escuela para una reunión, pero no llevaron al niño a casa.

Unas horas más tarde, Ethan Crumbley sacó una pistola de su mochila y disparó contra 10 estudiantes y un profesor. Nadie había revisado la mochila.

La pistola era la Sig Sauer de 9 mm que su padre le había comprado apenas cuatro días antes. Jennifer Crumbley había llevado a su hijo a un campo de tiro ese mismo fin de semana.

Afuera del tribunal, la presidenta del jurado, que se negó a dar su nombre, dijo que los miembros del jurado estaban influenciados por la evidencia de que Jennifer Crumbley fue la última adulta en poseer el arma. Eso “realmente me dejó claro”, dijo a los periodistas.

De hecho, el jurado vio imágenes de Jennifer Crumbley saliendo del campo de tiro con el arma en una caja.

"Viste a tu hijo disparar la última ronda de práctica antes del tiroteo (en la escuela) el 30 de noviembre. Viste cómo se puso de pie…Sabía cómo usar el arma”, dijo el fiscal adjunto Marc Keast mientras interrogaba a la madre la semana pasada.

"Sí, lo hizo", respondió Jennifer Crumbley.

En su argumento final el viernes, McDonald dijo que presentó cargos sin precedentes debido a los hechos "únicos y atroces" que condujeron a la masacre. Los funcionarios escolares insistieron en que no habrían aceptado mantener a Ethan Crumbley en el campus ese día si los padres hubieran compartido información sobre la nueva arma, que el niño llamó en las redes sociales su “belleza”.

Las palabras con el inquietante dibujo decían: "Los pensamientos no se detendrán. Ayúdame. El mundo está muerto. Mi vida es inútil".

"Literalmente hizo un dibujo de lo que iba a hacer", dijo McDonald. "Dice: 'Ayúdame'".

Además de Justin Shilling, de 17 años, y Madisyn Baldwin, de 17, también murieron Hana St. Juliana, de 14, y Tate Myre, de 16. Siete personas resultaron heridas.

Ethan Crumbley, que ahora tiene 17 años, se declaró culpable de asesinato y terrorismo y cumple cadena perpetua.

Jennifer Crumbley dijo al jurado que era trabajo de su marido realizar un seguimiento del arma. También dijo que no vio signos de angustia mental en su hijo.

"Hablamos. Hicimos muchas cosas juntos", testificó. "Confié en él y sentí que tenía una puerta abierta. Él podía acudir a mí para cualquier cosa".

En un diario encontrado por la policía, Ethan Crumbley escribió que sus padres no escucharon sus súplicas de ayuda.

"No tengo ayuda para mis problemas mentales y eso me está provocando que me dispare en... la escuela", escribió.

Los fiscales presentaron pruebas de que Ethan Crumbley le envió un mensaje de texto a su madre en la primavera de 2021 sobre "demonios" que arrojaban cuencos y otras alucinaciones. Pero ella le dijo al jurado que era "sólo Ethan bromeando".

"Me he preguntado si habría hecho algo diferente. No lo habría hecho. Ojalá nos hubiera matado a nosotros", testificó.

El jurado compuesto por seis hombres y seis mujeres incluyó personas que poseen armas o crecieron con ellas en su casa.

Jennifer Crumbley recibirá crédito por aproximadamente dos años y medio en la cárcel del condado cuando regrese a la corte para recibir sentencia el 9 de abril. El juez fijará la sentencia mínima de prisión, basándose en pautas de puntuación y otros factores.

Corresponderá a la junta de libertad condicional de Michigan determinar cuánto tiempo permanecerá realmente en prisión. La pena máxima por homicidio involuntario es de 15 años.

Los fiscales no han dicho si pedirán sentencias consecutivas para las cuatro condenas, lo que podría significar un máximo de 60 años si la jueza Cheryl Matthews está de acuerdo.

To help strengthen our local reporting as WKAR's fiscal year ends, we need 75 new or upgraded sustainers by June 30th. Become a new monthly donor or increase your donation to support the trustworthy journalism you'll rely on before Election Day. Donate now.